125 PRIMEROS DE MAYO EN ESPAÑA

125 PRIMEROS DE MAYO EN ESPAÑA

publicado en: 2015, Histórico, La RED se mueve | 0

Juan Klett.  Madrid Paz y Solidaridad

Con el 1º de mayo a la vista, este día no es uno más de esos días de moda que se conmemoran en todo el mundo. Este es el día del trabajo (menos en algunos países anglófonos), de quienes trabajamos y de quienes necesitan un trabajo. Como día reivindicativo, arranca desde 1886, aunque la historia de los derechos laborales es aún más antigua. Pero como en el resto de “días de” nos ocupa más el presente y el futuro que el pasado.

Ya son varios los años que desde la Confederación Sindical Internacional  (CSI) (organización que agrupa a 176 millones de trabajadoras y trabajadores en 162 países) se procura coordinar la reivindicación a escala global, consciente el movimiento obrero que las conflictos locales conectan con las luchas globales. Y para este año se ha optado por una campaña clara y concisa: alto a la codicia corporativa.

Mucho se habla del mundo del trabajo, de la necesidad de crear empleo, sin contar con quienes vendemos nuestra fuerza de trabajo a una empresa o patrón. Cuando se nos pregunta directamente o a través de nuestras organizaciones todos los comentarios se pueden concentrar casi en una sola idea; Trabajo Digno. Así es como lo imaginamos, es lo que queremos, personalmente y para el conjunto de la sociedad. En estos tiempos de crisis para las mayorías, esta dignidad tiene que vencer a la moda de la avaricia, la codicia. Tras los balbuceos iniciales que apuntaban a refundar el capitalismo, la avaricia se ha hecho evidente en el núcleo de ricos y personajes poderosos. Ellos (así, en masculino) han sido los máximos beneficiarios de una globalización pilotada desde sus jets privados. Una globalización que genera desigualdades obscenas mientras esconde que hay opciones realistas para la igualdad de oportunidades y el cumplimiento de los derechos humanos.

Por eso la movilización mundial en el 1º de mayo une a gentes de todo el planeta que defendemos la dignidad del trabajo. Es un imprescindible paso para un mundo mejor que esa dignidad se articule como un conjunto de derechos, y que se cumplan. Los derechos laborales están ligados a las organizaciones de trabajadores y trabajadoras; nunca han sido regalados y sus conquistas han beneficiado siempre al conjunto de las sociedades. Es interesante ver como la clasificación de desarrollo humanos del PNUD  concuerda bastante con el grado de libertad sindical y derechos laborales existentes.

Las campañas del sindicalismo global desbordan el marco laboral concreto. Preocupaciones sociales como la desigualdad de género, el cambio climático, el terrorismo integrista, las peores formas de trabajo infantil, la cuasi esclavitud laboral, los grandes desastres naturales, la cooperación internacional…, figuran en el trabajo de los sindicatos, tanto en el interno de cada país como en las esferas internacionales. Y como algo que es propio al sindicalismo de clase, la solidaridad es un asunto central. Por eso CCOO, junto a otras organizaciones sindicales forma parte de la Alianza Contra la Pobreza en España. Por eso las fundaciones Paz y Solidaridad de CCOO gestionan el 0’7% de los presupuestos del sindicato. Por eso defendemos la cooperación como una política pública. Para poner freno a la avaricia, en Madrid elige solidaridad, y manifiéstate el 1º de Mayo.

La Cumbre Social de Madrid, de la que forma parte la FONGDCAM, apoya la movilización del 1º de Mayo que arrancará desde Neptuno a las 12 de la mañana del viernes, con el grito “así no salimos de la crisis”. Luego habrá fiesta en Fuenlabrada, en el campamento de #Cocacolaenlucha, celebrando la sentencia del Tribunal Supremo contra la codicia corporativa.

Comparte