La cooperación al desarrollo en peligro de extinción

publicado en: 2012, Histórico | 0

Fuente: Prosalus

Asistimos en España a un aumento de cerca de un millón de personas por año en riesgo de exclusión y de pobreza; ya son más de 12 millones y medio de personas, el 26,7% de la población. Perdemos derechos básicos como la educación, la sanidad, la cultura… En el mundo, más de 1.300 millones de personas sufren pobreza extrema y casi 1.000 millones sufren hambre. Estas escandalosas cifras deberían enrojecernos de vergüenza.

No es comprensible que la media de los recortes de los ministerios para 2012 haya sido de un 17% y que el presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación disminuyera un 54,4% y el de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) un 56,4%. En 2012 la cooperación al desarrollo se ha quedado prácticamente con la mitad de las partidas que la financiaban.

Por desgracia, el panorama para 2013 es mucho peor, como se refleja en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 presentados recientemente, que supondrán un recorte acumulado en ayuda oficial al desarrollo (AOD) del 73% desde 2009, es decir, un golpe mortal para la política de cooperación al desarrollo. Viendo la foto general, la AOD supondrá un mínimo y poco fructífero 0,12% de la renta nacional bruta (RNB), que nos devuelve a 1981. Más de 30 años de esfuerzos y de importantes logros que se verán paralizados, sumiendo en la pobreza y en la exclusión a millones de personas.

Si nadie lo remedia, podemos dar casi por desaparecida una política pública que ha pasado de tener el respaldo político y económico de todos los grupos políticos hasta 2010 y de ser España el décimo país donante en el ámbito internacional, por lo que hemos sido ampliamente reconocidos y que ha constituido el mejor valor de la “marca España”, a sufrir un progresivo debilitamiento desde entonces.

La gravedad de la situación no tiene precedentes. La crisis no puede ser la excusa para retroceder en derechos y para eliminar las políticas públicas redistributivas y garantes del bienestar social.

Hay opciones, hay dinero, hay alternativas Las cifras hablan por sí solas: en España, el fraude fiscal anual asciende a 90.000 millones de euros. Si acabáramos con el fraude fiscal, con la evasión y elusión de impuestos y con los paraísos fiscales; si consiguiéramos que las transacciones financieras internacionales pagaran impuestos; si se estableciera un sistema fiscal progresivo, que grave más a quien más tiene y que garantice políticas redistributivas; y si se regularan los mercados financieros que han causado la crisis, que afecta tanto a España como al resto del mundo, se podría controlar el déficit sin acabar con los derechos de las personas. La lucha contra la pobreza debe ser una política de Estado que alcance todos los niveles del gobierno: central, autonómico y local, independientemente del grupo político que esté en el poder. Desde la plataforma Pobreza Cero se exige el cumplimiento del 0,7% de la RNB para 2015 y que la media de inversión social se iguale a la media europea.

El próximo 17 de octubre súmate a los actos organizados por Pobreza Cero para reclamar una verdadera política social y de desarrollo. En Madrid la concentración se realizará en la Puerta de El Sol a las 19:00, con numerosas actividades, como cuentacuentos, música en directo… y una sorpresa que llegará a las 20:15 horas. Acompáñanos y súmate a la lucha contra la pobreza! Más información en su
web: www.pobrezacero.org

Comparte