La pobreza y las actitudes machistas entre las causas de la desigualdad educativa en el mundo

publicado en: Actualidad | 0

intered_rdoLa Asamblea de Naciones Unidas se reúne del 25 al 27 de septiembre para revisar los Objetivos del Desarrollo del Milenio adoptados en el año 2000 y adoptará nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible para los próximos 15 años. Esta revisión pondrá de manifiesto que, aunque ha habido avances, todavía hay retos que deben afrontarse, como es el hecho de que  todavía hay 774 millones de personas adultas, dos tercios de ellas, mujeres analfabetas y 59 millones de niños y niñas que no tienen acceso a la escuela. Como ha denunciado la UNESCO, las cifras van en aumento, y coincide con el drástico recorte de la Ayuda Oficial al Desarrollo Internacional en educación desde el 2010.

El derecho a la educación de calidad, inclusiva, equitativa y a lo largo de toda la vida debe ser una realidad para los 124 millones de niñas, niños y adolescentes que están sin escolarizar, dado que la alfabetización ayuda a reducir la pobreza, aumenta las oportunidades económicas, la autonomía de las mujeres, fomenta la participación en la vida pública, la conciencia de la propia valía y mejora las perspectivas de vida de las personas y su dignidad.

Mujeres y niñas constituyen el 70% de la población mundial que están bajo los umbrales de la pobreza, y sus condiciones de exclusión, están directamente relacionadas con la discriminación de género, donde las más afectadas son niñas y mujeres indígenas de zonas rurales. Esta situación menoscaba sus derechos, restándoles oportunidades y haciendo patente que para lograr un desarrollo sostenible las políticas de género son necesarias para garantizar los derechos de las mujeres.

Dado que terminar la escuela primaria no es una garantía de la alfabetización, la calidad de la educación durante la infancia es de vital relevancia para la educación de jóvenes y adultos; en torno al 77% de los jóvenes son incapaces de leer y comprender una oración. Estos jóvenes que fueron sólo durante unos pocos años o no fueron a la escuela, engrosarán las filas de adultos analfabetos. La UNESCO, considera que los niños y niñas necesitan pasar al menos cinco o seis años en la escuela para alfabetizarse y preservar su alfabetización en la edad adulta.

InteRed, trabaja en 10 países del mundo en educación básica gratuita, de calidad e inclusiva, especialmente niñas y mujeres indígenas de zonas rurales. 

Saber +

Comparte